Sobre las cláusulas suelo

Es posible que haya escuchado hablar de las denominadas “cláusulas suelo“, y de la posibilidad de reclamar por vulneración de la normativa vigente en materia de consumidores y usuarios. Si está abonando mensualmente las cuotas de un préstamo hipotecario, seguramente que le habrá preocupado esta cuestión, sobre todo si tiene acordado un tipo de interés variable y la mensualidad que está abonando a su Banco resulte elevada mientras los tipos de interés han estado bajando.

Permítame explicarle brevemente aquéllas cuestiones básicas en relación con las “cláusula suelo”, sin perjuicio de quedar a su disposición para ampliar cualquier información o duda que le pueda surgir al respecto.

 

¿Qué es la cláusula suelo?

Es un párrafo de la escritura de préstamo hipotecario en el que se indica que aunque los tipos de interés bajen, el tipo de interés que se aplicará a su cuota mensual nunca podrá ser inferior a un determinado porcentaje.

 

¿Por qué pueden resultar nulas?

El Tribunal Supremo ha establecido que resultarán nulas aquéllas cláusulas suelo que no cumplan los criterios de transparencia, es decir, que no se comunicó al cliente que se trataba de un elemento esencial del contrato, no se le informó de cuál podría ser las consecuencias de la misma, ni del coste comparativo con otras modalidades de préstamo o tipo de interés.

 

¿Cuáles son las consecuencias?

La consecuencia de la nulidad de una cláusula es que la misma se tiene por no puesta en el contrato, por lo que la entidad bancaria tendría que dejar de aplicársela en las cuotas mensuales, y devolverle todas aquéllas cantidades pagadas de más durante toda la vigencia del préstamo hipotecario. Tenga en cuenta que es posible que esté pagando de más durante varios años y no sea consciente de ello.

 

¿Cómo se puede reclamar?

Lo conveniente es presentar en primer lugar una reclamación previa en la entidad bancaria, y si no se recibe contestación o la misma es insatisfactoria, se tiene la opción de reclamar a través del Juzgado. En cualquier caso, siempre es aconsejable asesorarse de abogado durante todos los trámites, con la finalidad de que se le devuelva la cantidad que efectivamente por derecho le corresponde.

Para ello, puede concertar cita con nosotros (Reservar cita), traernos su escritura de préstamo hipotecario y los recibos o cuadro de amortización del mismo, y le informaremos de si tiene cláusula suelo, cuál es la cantidad que le tienen que reintegrar y le asesoremos de los trámites a seguir para reclamarlo.

 

Deja un comentario